jueves, 2 de mayo de 2019

Super Hombre




En la sala de partos se encontraba una maltrecha mujer, era atendida por el Dr. Maco Diaz y su enfermera de confianza, Lilly; ella le decía a la parturienta.

_¡Puje, puje más fuerte, otro poco más!
_Lilly, la mujer a muerto. Escarpelo debo sacar el niño.

_Lilly cogió el escarpelo y lo puso sobre la mano del cirujano quien cortó la barriga de la mujer, luego extrajo al aún no nato, lo colocó con su cabeza hacía abajo, tomado de los tobillos y lo nalgueó, no se detuvo hasta que este soltó tremendo grito; el grito se escuchó por los pasillos del hospital, fue tan fuerte que más de un paciente se inquietó, resonó por cada pared del hospital de aquella pequeña ciudad. 
Tanto Lilly y Maco, sonrieron satisfechos por traer una vida a cambio de la de su madre, mientras Lilly limpiaba al pequeño, Maco cubría decepcionado el cadáver de la madre, para luego llenar el papeleo, la hora de la muerte, y la hora del nacimiento; la misma hora. 
Lilly le dijo al cirujano.

_Ya era inútil, no fue tu culpa, era una mujer enferma y desnutrida que no podría haber sobrevivido. Lo bueno es que trajo al mundo a este lindo pequeñín. ¿Tiene unos poderosos pulmones no Maco?
_Vaya si no, casi me deja sordo. 

Dijo Maco con la extrañeza en su rostro, no así la de Lilly, quien terminaba de bañar y limpiar al niño.

_Lo llevaré con una de las recién paridas para que lo amamanten, ¿te parece?
_Está bien Lilly, debe estar hambriento.

Lilly se lo entregó a una de las recién paridas que se ofreció con mucho gusto a amamantar al chico.

Después de un tiempo, la mujer hizo llamar a Lilly para que se lo quitara, el niño no dejaba de mamar y a ella le dolía mucho su pezón.

_Lléveselo, que me va a dejar sin leche para mi niña.

Dijo la mujer ya malhumorada y cansada, mientras qué, el bebe lloraba por más.

_Cálmate glotón, te daré un biberón. 

Y así lo hizo, este tragaba la leche como borracho en cantina vieja de alguna esquina llena de charamileros.

_Oye Maco, ¿lo has notado?
_¿Qué cosa Lilly? 
Dijo Maco sin levantar la vista de entre sus papeles de médico.
_Que este niño no es normal, hay algo extraño en él que me asusta.
_Vamos solo es un bebe, ¿cómo puede causarte miedo una criatura de tan poco tiempo de nacido? Debe ser la manera en que llegó al mundo, algo que es muy normal, tú misma me lo hiciste ver en la sala de partos.
_Sí, lo sé, pero algo no anda bien. 
Aseguró Lilly con preocupación mientras abandonaba la oficina del galeno, el cual seguía sumergido en sus tareas.

A los días del nacimiento del niño y de que Lilly, quien se había dado a la tarea de observar al pequeño, quien debería muy pronto de pasar a manos del estado, llegó a la oficina del Dr. Diaz.

_¿Y ahora qué, Lilly? Ya pronto se llevarán al niño y volverás a ser la de antes.
_He estado pensando y creo que no es buena idea que lo entreguemos al estado.
_¿De qué hablas, te has vuelto loca?
_No Maco, lo he observado y este niño es algo especial, hace cosas que no son de un niño de su edad.
_¿De qué locuras estás hablando?, lo que sucede es que te has encariñado con él, ¿por qué no lo adoptas? Jejejeje. 
Dijo Maco, observando a Lilly sobre sus lentes.
_Estás loco, mi esposo me mata, ya con los cinco que tengo es más que suficiente. Maco, soy madre de cinco traviesos, muy traviesos, o sea que tengo suficiente experiencia en niños y te aseguro que este no es normal.
_La que no es normal eres tú. Y ya no se diga más.
_Ven acompáñame.
Dijo Lilly tomando al Dr. del brazo y casi a la fuerza lo condujo por los pasillos hacia donde se encontraba el niño, el único, pues todos los nacidos en la fecha de que este nació ya se habían ido a sus respectivos hogares y desde entonces no había nacido otro.

_Ven, entra, observa esto.

Lilly tomó un utensilio usado por ellos y lo colocó sobre la mano del bebe, tal cual lo haría una madre al momento de colocar un chinchín.

_¿Qué haces Lilly, acaso estás loca?, se lastimará.

Dijo el Dr. tomando el utensilio de la mano del bebe, pero este ya lo tenía en su mano el bebe y cuando Maco lo quiso tomar y quitarlo de la mano del bebe, Maco no pudo, el bebe sostenía con fuerza el utensilio, su fuerza era tal qué, el pesado utensilio para un bebe de días, era imposible que lo sostuviera y mucho menos que lo lograra mantener en su mano aun después de que Maco intentara quitárselo. Maco, halaba la pieza pero era imposible para el adulto quitarle el artefacto médico de entre las manos la bebe.

_¡Dios mío!, esto no es posible Lilly.
_Ahora me entiendes, si este niño pasa a manos del estado le harán pruebas, muchas pruebas, hasta matarlo, será como una rata de laboratorio. Dime, ¿quiéres eso para este pobre inocente que ambos trajimos al mundo?
_Pero, ¿qué haremos Lilly? no podemos quedarnos con él.
_Y si se lo llevamos al padre Orantes.
_¿Al viejo Orantes?
_Sí, ya que el niño no tiene parientes, al menos que nosotros sepamos, ya ves la mujer se enterró como XX.
_Pero el padre Orantes ya está muy viejo y retirado de la iglesia, no creo que quiera.
_Te equivocas, yo hablé con él y estuvo de acuerdo, es más, ni se asombró cuando le conté de las cosas extrañas que suceden con este niño, además, será una alegría para alguien tan bueno en sus últimos días de vida, ya sabes, a el padre siempre le gustó ayudar al prójimo. Diremos que la mujer era una pariente del padre y qué él es su único familiar, él está de acuerdo con esta mentira piadosa, además nosotros daremos fe de que todo esto es verdad. ¿Qué me dices?...




Continuará...



SergioRaga 02-05-19



miércoles, 24 de abril de 2019

Whisky


Y me dijo. 

Esto es todo mi amor para ti, 
no me hagas reír, 
me has hecho sufrir.
Mejor sirve otro whisky. 

Y me dijo. 

Es todo lo que tiene mi corazón para ti, 
no me hagas reír, 
migajas de amor no busco para mí, 
me has hecho sufrir. 
Lo puedes creer amigo, ¡salud!

Le respondí con mucho dolor y amargura, 
te entregué de mi lo mejor, 
todo mi amor, 
ella suspiro hondo, 
la vi entristecer y estremecer, 
entonces comprendí 
que no todos podemos dar el amor 
de igual medida y sonreí. 
Dejé de sufrir. 

Sirve otro whisky 
que hoy me emborracho.

Sus migajas de amor para mí 
eran el equivalente a mi gran amor por ella 
y tarde lo vine a saber, 
después de la discusión y su desilusión 
la vi alejarse y salir de mi vida, 
¿puedes creerlo cantinero? 
Trae mejor otra botella de whisky.

Tal vez mi grande amor 
para otra solo sean migajas de amor 
y se habrá de reír y sufrirán 
cuando le diga es todo el amor que tengo para ti. 

Alguien vino antes que mí 
por una copa de whisky, 
¿has escuchado antes esta misma historia 
cantinero, mi amigo? 

Salud por tantas migajas de amor 
que incitan a beber un trago de whisky.



SergioRaga 24-04-19



lunes, 22 de abril de 2019

Autoestima


La discordia se hace presente en una tienda, donde el experto le ofrece a su cliente el producto que este busca y que según él, es el que le va a su estilo, el consumidor pide probar otro diseño, el experto le dice. 

_ Este no es el indicado para usted. 

El otro responde.

_ Pero este se me ve mejor. 
_ Por supuesto que no, este es el correcto. 

El comprador no se siente cómodo con lo que el experto le ofrece, pues él no se ve bien con ese producto, así que insiste en comprar lo que a él le gusta. El experto le insiste, que no es lo que a él le va y que le conviene comprar lo que él le sugiere, pues el producto que él le sugiere es incluso más barato. El cliente insiste y compra lo que a él le ha gustado y sale a la calle con su compra. 

El experto lo observa desde su vitrina decepcionado porque según su experiencia este se ve ridículo. 

El tipo ya en la calle camina con mucha confianza, con su autoestima en lo alto, y entonces, se da cuenta que todos lo ven, algo que antes nunca pasó; empieza a entrar en pánico pensando que el experto tenía razón, y este, que lo observa desde su tienda sonríe con satisfacción y se dice.

_ Pues claro, yo tenía razón, todos lo ven por ridículo, creo que regresará arrepentido por el cambio. 

El individuo que se siente chiquito y acomplejado da la vuelta para volver a la tienda por el cambio, pero al hacerlo se encuentra con una enorme vitrina y de nuevo se ve reflejado en ella, y lo que él ve, es a un tipo sacado de una revista, a una estrella de cine; su autoestima empieza de nuevo a subir y llega al top, alcanza la cumbre. 

El experto al ver su reacción no logra evitar un grito: ¡Coño que no es tu estilo, te ves ridículoooo! 

El grito es tan intenso que las aves que reposaban en los rascacielos vuelan asustados hacia el sol.

Mientras que el tipo con su autoestima por los cielos avanza muy seguro y todos lo ven. 
Se encuentra con una top model, que al pasar por su lado le dice: - ¡Adiós guapo! 

El experto no comprende que le a visto esa hermosísima mujer. 

Quizá el tipo se vea mal como lo dijo el experto; pero lo que lo ha hecho atractivo es su ahora alta autoestima, la seguridad que esta le ha dado, él se siente bien, como una estrella de rock, y camina con confianza y garbo.

El experto cerró su tienda y colocó un rótulo: "Cerrado por crisis emocional"; y es que, es esto lo que el experto no logra ver en él. 

La autoestima es el mejor producto de belleza y atracción que te puedes vestir.



SergioRaga 22-02-19




jueves, 14 de febrero de 2019

Pasa el tiempo


Pasa el tiempo
y yo sigo pensando en ti.

Pasa el tiempo
y tú y yo armonía en el aire
intentando encontrar 
a quien amar.

Tanto tiempo, 
sueño que aquí estoy contigo, 
tú y yo armonía en el aire, 
mariposas volando rodeando rosas,
ellas beben su miel
yo disfruto de su aroma.

Pasa el tiempo.
Y yo solo observo 
a otros dar amor sin amor,
yo espero por ti,
verdadero amor.

Pajarito que vuela sin destino
en un camino lleno de vanidad
y mentiras en busca de un amor
de verdad.

Algo extraño, 
que mundo tan extraño
parejas entregando amor sin amor
y tú no llegas.

Pasa el tiempo
y tú y yo armonía en el viento,
hoja seca que se lleva el viento
sin destino por el camino.

Pasa el tiempo
y yo espero por ti,
algo extraño en un mundo tan extraño, 
parejas amando sin amor,
solo para pasar el tiempo
y yo pierdo el tiempo 
esperando por tu amor,
sin saber donde andas,
si un día la armonía del viento
te traerá hasta mí.

Tanto tiempo
esperando por el verdadero amor, 
parejas entregando amor sin amor, 
extraños tiempos en un extraño mundo, 
amar sin amor,
y yo sigo esperando 
encontrar el verdadero amor.

Pasa el tiempo
y no sé si te encontraré.
Tanto tiempo esperando
que un día más
no será difícil para mí vivirlo sin ti.

Pasa el tiempo
y la mariposa ya se fue,
se llevó la miel de la flor
pero me dejó su aroma,
eso basta para esperar
el verdadero amor,
para por fin amar.


SergioRaga 14-01-19



miércoles, 13 de febrero de 2019

Nunca como esa primera vez


Nada como el primer beso,
el beso que se da por primera vez,
sentir su aliento por primera vez,
nunca como esa primera vez
que te entregas
con la caricia del primer beso,
nunca como esa primera vez.

Nunca como esa primera vez
que la besas en los labios,
nunca como esa primera vez
que mezclas su salina con la tuya,
nunca como lo imaginaste
es así la primera vez
que besas a esa mujer.

Si en su boca
aún guarda el sabor a uva
es la mixtura 
perfecta para comer sus labios,
besarla después de la primera copa de vino 
en la primera cita, es para jamás olvidar.

Después vienen otros besos
pero no sabrán jamás como esa primera vez,
muchos después dejan de saber a miel
la rutina es la que besa ahora
y recuerdas con nostalgia 
aquella primera vez.

Después te encuentras con otra
que atrae a tu mirada,
la sigues pensando;
cómo será esa primera vez,
ella sonríe mientras imagina
el sabor de tu aliento de esa primera vez, 
ambos se estremecen al pensar
cómo será ese primer beso
que desean como si nunca antes 
hubo otra primera vez.

Nunca como el primer beso,
nunca como esa primera vez
que descubres el sabor de su aliento, 
nunca como esa primera vez
que se mezclan tu saliva con la suya
y si tiene sabor a uvas es mejor,
besar después de la primera copa de vino,
el primer beso tiene ese particular sabor a miel,
ese dulce sabor 
que solo se recibe la primera vez que besas sus labios.

Nunca volverá ha ser igual a esa primera vez
cuando descubres que la amas
y todo por ese primer beso 
que te permite dar y a ella recibir,
ese beso no se olvida jamás,
así vengan muchas otras bocas más para besar,
siempre el mejor beso 
será el de la primera vez.



SergioRaga 13-01.19



miércoles, 30 de enero de 2019

Así llegó


Alguien llegó 
como llega el viento de verano, 
brisa refrescante ante tanto calor, 
calor sofocante, 
se siente refrescante 
esa brisa que de la nada apareció,
así me llegó su amor.

Agua cristalina que me hidrató,
fue un respiro para tanta desolación
y desesperación.

Alguien se acercó y a mis ojos los miró, 
también me sonrió, 
la magia comenzó, 
yo que tenía sequía de amor.

En un caluroso verano
me hizo del letargo despertar,
sentí que el verano llegó a su final
y la primavera llegó,
pero solo fue tormenta de un día
que alborotó más el calor con su amor.

Se sació y complacida como llegó
se marchó y de golpe el calor regresó
y con él la deshidratación en mi corazón, 
con mucha sed me dejó su amor.

Ahora desde mi ventana
se reflejan sus ojos azules
como el mar y el cielo de primavera
y su sonrisa 
que ahora es una maldición.

Como llegó así se largó
y se llevó con ella mi amor.


SergioRaga 30-01-19



Has visto...


Los brillantes colores de una flor.
La majestuosidad de un cielo estrellado.
La grandeza del océano y sus olas.
La belleza del verdadero amor.
No me dicen nada, 
no causan emoción en mi corazón, 
no son nada para mí.

La canción que escribió
un enamorado a su amor
la escuché en la radio
y no me transmite nada.

La pintura con el rostro de su amada 
tiene una expresión de amor,
pero para mí sólo son colores.

Ya no hay emociones en mí,
mi corazón no deja de latir
pero solo para mantenerme en vida,
mis ojos miran pero no ven,
mis oídos oyen pero no escuchan,
mis manos tocan pero no sienten
y mi boca esta llena de hiel.

Tengo el corazón roto,
tengo la vida perdida 
o suspendida en la nada,
con tu adiós te has llevado todo,
has dejado un cuerpo sin alma
y sin vida, solo espero morir.

Has roto mi corazón,
te has robado mi alma,
me has dejado en el limbo
sin tu amor.


SergioRaga 30-01-19